Austin Powers: El agente internacional del misterio

El año es 1967. El espía Austin Powers y su nemesis el Dr. Evil se han enfrentado varias veces durante la década. Como los cómplices del Dr. Evil no han logrado asesinarlo, él hace su propio intento de asesinato en un club nocturno de Londres.
Austin se salva y el Dr. Evil escapa en un cohete espacial que tiene la forma del Niño Gordo de una conocida marca comercial, donde éste se congela criogénicamente para volver alguna vez en el futuro. Entonces, Austin decide congelarse también en caso de que sus servicios sean necesitados en el futuro.
El Dr. Evil regresa treinta años después en 1997 con nuevos planes para conquistar el mundo, y reúne a sus aliados, Número Dos y Frau Farbissina. Durante la ausencia del Dr. Evil, Número Dos ha desarrollado Virtucon, la cara legítima del imperio del mal del Dr. Evil, en una empresa de millones de dólares, pero el Dr. Evil prefiere chantajear a la Familia Real Británica, los más grandes terratenientes del mundo, haciendo correr la historia de que Carlos, Príncipe de Gales tuvo un affaire fuera del matrimonio y tendría que divorciarse, o usar láseres industriales para hacer agujeros en la capa de ozono e incrementar el riesgo de cáncer de piel. Ambas son rechazadas por Número Dos argumentando que ya ocurrieron. Frustrado, el Dr. Evil decide "hacer lo que siempre hacemos: robar armas nucleares y amenazar al mundo". Solo después de que el Dr. Evil sugiere pedir un rescate de $1.000.000, aprende los altos que son los ingresos de Virtucon, y decide pedir $100.000.000.000.
782/mb